Las reconstrucciones dentales, uno de los tratamientos odontológicos conservadores que podemos realizar, nos ayudan a tratar y mantener los dientes y las muelas en buen estado. Especialmente, cuando el paciente presenta patologías como la caries. De esta manera, gracias a estos procedimientos, podemos evitar las extracciones en muchos casos y rehabilitar la estética y la funcionalidad de las piezas afectadas.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Barcelona, te explicamos cuándo son necesarias las reconstrucciones dentales y qué tipos existen.

¿Cuándo realizamos reconstrucciones dentales?

Las reconstrucciones dentales son un tratamiento efectivo ante la presencia de caries y, por ejemplo, ante la fractura de dientes y muelas como consecuencia de un traumatismo dental. El objetivo, por lo tanto, es recuperar tanto la estética como la funcionalidad de las piezas dentales.

En un primer estadio, la caries afecta tan solo a la superficie dental, es decir, al esmalte. Sin embargo, si no se trata con una obturación o empaste, progresivamente, la infección sigue avanzando hacia el interior de la pieza. En estos casos, para recuperar el diente o la muela, será necesaria una endodoncia. Es decir, un tratamiento de sus conductos radiculares, con el que eliminamos la pulpa dentaria dañada, desinfectamos los conductos y, posteriormente, reconstruimos la pieza.

Los traumatismos, muchas veces producidos como consecuencia de un golpe o una caída, pueden provocar, entre otros, la fractura de una pieza dental. En estos casos, podemos reconstruirla de diferentes formas, en función de la gravedad de la situación: con una obturación, la colocación de incrustaciones o coronas dentales.

¿Qué tipos existen?

Dentro de las reconstrucciones dentales, podemos diferenciar entre cuatro tipos: la obturación o empaste con composite, las incrustaciones, las coronas y las carillas dentales.

Con una obturación, rellenamos las cavidades de un diente o una muela después de eliminar la caries. Las incrustaciones, por su parte, se utilizan especialmente para la reconstrucción de muelas que han perdido una gran parte de su estructura, pero que conservan su forma anatómica. Podemos diferenciar, entre las onlay, las inlay y las overlay. Estas piezas se incrustan y cementan en los molares afectados. Por su parte, las carillas dentales, de composite y porcelana, son una opción de tratamiento cuando una pieza dental se fractura de forma parcial. Por último, en algunas ocasiones puede ser necesaria la reconstrucción con perno de fibra de vidrio y una corona dental. Por ejemplo, después de una endodoncia, cuando la pieza queda muy rebajada.

 

Si tienes alguna duda o quieres pedirnos una cita para que evaluemos tu caso, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 93 272 48 30 (Barcelona) / 971 315 374 (Ibiza) o dejándonos tus datos en el formulario de nuestra página web.