Cirugías de reconstrucción ósea

Todos los medios a tu alcance para renovar tu salud dental

Recuperamos la estructura ósea, reestableciendo tu salud oral

Con la pérdida o extracción de un diente, paulatinamente, el resto de los tejidos de la boca tienen la necesidad de amoldarse a la nueva situación. Lo mismo sucede con la dentición que correspondía en la mordida con la pieza perdida: no encuentra una homóloga en la masticación por lo que su función se diluye. Como respuesta, podemos sufrir más pérdidas dentales y los tejidos implicados comienzan un proceso de retracción. Esto sucede con el hueso alveolar, que sostiene los dientes. Va desapareciendo de la superficie que ocupaba previamente. Esta estructura es vital para volver a albergar la nueva dentición, en este caso, artificial. Por eso, nuestra área de reconstrucción ósea en las clínicas dentales de Barcelona e Ibiza trabajan para recuperar la sección de hueso desaparecida.

¿En qué casos es necesaria la reconstrucción ósea?

Para devolver la salud a nuestra sonrisa es necesario contar con los dientes que realizan las funciones básicas cotidianas de masticar o hablar. También por razones de estética y porque, como señalamos, es fácil que una vez desaparece una pieza, vayan cayendo más en cuestión de tiempo. La opción más recomendable para la salud oral y para mantener todos los tejidos de la boca en su sitio es la colocación de un implante. Pero el implante necesita de hueso que lo soporte. Ante pacientes que han sufrido ya una retracción severa del hueso alveolar, es necesario iniciar un proceso de reconstrucción ósea como el que realizamos en los centros de Barcelona e Ibiza. Garantizamos así la colocación y durabilidad de los implantes por muchos años, devolviendo al hueso su salud, estructura y razón de ser.

¿Cómo recuperar el hueso perdido?

Existen diferentes formas de colocar los implantes. El implantólogo y nuestro equipo de reconstrucción ósea en Barcelona e Ibiza te indicarán las posibilidades dependiendo de tu caso. Cuando no existe hueso suficiente, generalmente, ofreceremos dos posibilidades:

  • Implante de hueso cigomático. Los implantes dentales zigomáticos van sujetos al cuerpo del hueso del mismo nombre. Se trata de un tipo de rehabilitación funcional más rápida que el injerto de hueso. Esos implantes nos permiten colocar la prótesis dental —los dientes— en menos de 24 horas. Está indicada en pacientes que no pueden esperar seis meses para tener los implantes dentales de titanio y las coronas o fundas dentales. En estos casos se utiliza los implantes zigomáticos de Nobel Biocare.
  • Implantes con injerto de hueso. Se puede realizar un injerto de hueso para regenerar la porción de maxilar superior necesaria. Dependiendo de la cantidad de hueso que necesitemos regenerar, tenemos también diferentes opciones. Si necesitamos menos de 3 centímetros cúbicos lo obtenemos del mismo paciente o de origen animal. En el caso de necesitar más volumen se obtiene de la cresta ilíaca del paciente con una intervención que requiere anestesia general y una noche de ingreso en una clínica.

Técnicas para reconstrucción ósea

Para trabajar la reconstrucción ósea en nuestras clínicas de Barcelona e Ibiza empleamos varias técnicas:

  • Injerto o implante de hueso. Lo empleamos cuando hay un volumen de hueso en el maxilar superior, en la mandíbula insuficiente para colocar implantes dentales de titanio o prevemos que las coronas van a quedar poco estéticas. Se trata de colocar hueso en polvo o hueso en pequeños bloques para conseguir una base suficiente, estable y estética para el implante.
  • Injerto de hueso en bloque. Cuando la superficie es mayor, recurrimos a este tipo de técnica, generalmente, obteniendo el hueso del propio cuerpo del paciente.
  • Elevación del seno maxilar. Utilizada también para para solucionar la falta de hueso en la zona posterior del maxilar superior (premolares y molares).

Pasos a seguir para el injerto de hueso

Es importante recordar que, a pesar de que este procedimiento puede provocar cierto reparo en los pacientes, apenas supone un incremento de 10 o 20 minutos en el proceso total. Además, no resulta doloroso y proveemos al paciente de la medicación necesaria.

Tras el diagnóstico y con las pruebas realizadas desde la primera visita, evaluamos la cantidad de hueso necesario. Con el TAC Dental gratuito, determinamos el alcance de la lesión y cuánto hueso hace falta regenerar.

Después, extraemos el hueso a injertar, ya sea del paciente, de donante humano o animal, o hueso artificial. El cirujano realiza una pequeña incisión en la zona en la que se necesita implantar hueso y coloca el injerto. Se fija para que no se mueva y se recubre con una membrana especial destinada a que no se pierda el implante. Por último, se realiza una sutura para cerrar la zona e impedir que la saliva afecte al postoperatorio.

La recuperación posterior es bastante rápida. Dependiendo de las necesidades específicas del paciente y la tipología de injerto, puede llegar a producirse entre tres y cuatro meses y hasta seis meses si hablamos de donante animal.

Puedes consultarnos esta y otras dudas con respecto a implantología y reconstrucción ósea en nuestros centros de Barcelona e Ibiza. Pide cita sin compromiso y atenderemos todas tus preguntas sobre nuestros tratamientos.

Reserva ya tu 1ª visita GRATUITA

Incluye revisión completa, ortopantomografía o TAC, diagnóstico y presupuesto.

Queremos conocerte.

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: IMOI
Finalidad: Dar respuesta a las consultas/gestión de citas/envío de boletín informativo o comunicaciones comerciales.
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el Aviso Legal y Política de Privacidad.