Barcelona 667657371 Ibiza 667657373 info@imoi.es

La boca es un órgano fundamental de nuestro cuerpo ya que a través de ella nos alimentamos, favorecemos nuestro desarrollo y crecimiento durante nuestra vida, pero ¿somos conscientes de que hay que ciudar la salud de nuestra boca y nuestros dientes? En esta ocasión os vamos a explicar lo que tienes que tener en cuenta para tener una buena salud buco-dental, aunque lo mejor es que de forma periódica vengas a hacerte un revisión en nuestras clínicas dentales de Barcelona y de Ibiza

La salud bucodental

Las enfermedades Buco-dentales son las afecciones más usuales y extendidas especialmente en países desarrollados. Las Caries y las Enfermedades Periodentales aparecen en la infancia, y van en aumento en la edad adulta. Su frecuencia aumenta progresivamente en nuestra sociedad debido en gran parte al tipo de alimentación rica en azúcares refinados. Una de las principales bacterias que encontramos en la boca es el Streptococcus mutans, que forma la placa bacteriana, y también se asocia a la formación de las caries. Es un bacilo que se desarrolla gracias a la ingestión de glucosa, y por eso también es más frecuente en los niños.

Pero se puede hacer mucho por nuestra salud bucodental, si adoptamos desde la infancia hábitos sanos como restringir el consumo de productos azucarados y una correcta higiene dental que es la mejor forma de prevenir la aparición de estas enfermedades. Hay que tener en cuenta que la infección en los dientes puede pasar al resto del organismo causando diferentes enfermedades en corazón, articulaciones, pulmones, neuritis, sinusitis, etc

La edad adulta es uno de los momentos clave para prevenir y cuidar la salud bucodental y así afrontar la vejez sin problemas.

Consejos para mantener tu salud bucodental en perfecto estado

Para un correcto mantenimiento de tu salud bucodental tenemos que tener en cuenta varios aspectos relacionados con 3 apartados distintos: la higiene dental y bucal, la alimentación que tomamos, las consultas anuales que realizamos a nuestro dentista y los hábitos que tenemos. Seguidamente os explicamos como influye cada aspecto en tu salud bucal y qué tienes que tener en cuenta

HIGIENE BUCODENTAL

  • Cepillarse los dientes no es el único paso que se debe seguir si se quiere tener una boca sana, pero sí uno de los más importantes. Cepíllate los dientes bien, tanto la cara exterior de los mismos como la interior. La mayoría de gente está convencida de que los dentífricos ayudan a la eliminación de la placa. También hay estudios que demuestran que sólo utilizando un cepillo de dientes ya se eliminan, ya que estos están pegados a la superficie de los dientes, y por tanto se podrían vencer sólo con los movimientos mecánicos del cepillo. Aun así, recomiendan la pasta de dientes ya que tiene un efecto terapéutico. Es importante que nos cepillemos los dientes tres veces al día: después de desayunar, comer y cenar. Después de cada comida se potencia la producción de bacterias en nuestra boca, por lo que el cepillado es de vital importancia.
  • Usa enjuague bucal, es muy efectivo y refrescante y llega a aquellos puntos entre tus dientes inaccesibles para tu cepillo. Es aconsejable enjuagarse la boca con enjuague bucal después de cada cepillado, aunque también se puede hacer de manera independiente.
  • No te olvides del hilo dental, es la mejor manera de eliminar los restos de comida que pueden quedar entre los dientes y potenciar la producción de bacterias.

En este artículo te explicamos cómo debes cepillarte los dientes, los tipos de cerdas y como utilizar los enjuagues bucales y el hilo dental para una correcta limpieza dental

ALIMENTACIÓN

alimentos-perjudiciales-para-los-dientes

Mantén una dieta sana y equilibrada, intentando reducir la ingesta de azúcares y aumentar la de frutas. Una dieta sana es sinónimo de una boca sana. El calcio, verduras y alimentos que proporcionan una correcta masticación, como por ejemplo, manzanas. En este artículo ya te explicamos los alimentos perjudiciales. Debemos limitar el consumo de alimentos que perjudican la salud bucodental como turrones, pan duro, etc. También moderar el consumo de azúcar y alimentos sobreedulcorados (caramelos, mermeladas..). Según varios estudios, cuando aumenta el consumo de azúcar se produce un aumento de las caries.

Limita el consumo de ciertas sustancias que pueden dañar y amarillear el esmalte de tus dientes, como el tabaco, el vino, el café, el chocolate y los complejos vitamínicos.

CONSULTA ANUAL A TU DENTISTA

cuidado salud dental imoiTenemos muy claro que debemos asistir a la revisión ginecológica anual, que es conveniente realizarse una analítica de sangre cada año o que necesitamos prestar atención a nuestra alimentación si queremos estar saludables. Pero cuando se trata de nuestros dientes, pocas veces nos detenemos a pensar si le estamos dando la atención adecuada.

No basta con cepillarte después de cada comida, la visita anual al dentista es una norma que se debe cumplir para recibir los cuidados profesionales que nuestra boca necesita. Y es que la acumulación de placa propia de una higiene dental no muy efectiva y también de hábitos como fumar o llevar una dieta inadecuada, debe ser eliminada por un dentista. La visita anual al dentista te ayudará a mantener una boca libre de sarro o placa dental, unas encías saludables y sin inflamaciones y unos dientes a salvo de caries o infecciones que puedan ocasionar problemas mayores, como la pérdida de piezas dentales.


En este aspecto es cuando nuestras clínicas se sitúan entre las más valoradas por los pacientes, por tener unas instalaciones preparadas para cualquier intervención bucodental y maxilofacial y por tener un cuadro médico con más de 20 años de experiencia en tratamientos dentales.

Reserva hoy una visita y de forma gratuita te realizaremos un Estudio Dental Premium y un TAC para poder diagnosticar cualquier problema que puedas tener. Lo mejor es que es totalmente gratis.


HÁBITOS PERJUDICIALES: TABAQUISMO Y ALCOHOL

no-vapingEl tabaco es un factor ambiental que reduce la respuesta del huésped y facilita el desarrollo de enfermedad periodontal. Uno de los mecanismos por los que el tabaco favorece su desarrollo parece ser la reducción de las defensas inmunológicas frente a los patógenos periodontales. La característica típica de la enfermedad periodontal asociada al tabaco es la destrucción de los tejidos de soporte de los dientes, con los signos derivados de la pérdida de hueso, formación de bolsas periodontales y ocasionalmente pérdida dental. El tabaco aumenta de 5 a 20 veces el riesgo de padecer una enfermedad periodontal en comparación con la población no fumadora.

Los fumadores tienen un aumento de la prevalencia de las enfermedades periodontales. También tienen una mayor prevalencia de pérdida de piezas dentales. Los fumadores con periodontitis responden menos favorablemente a los tratamientos, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos o regenerativos, así como también ven comprometido el éxito de los implantes

El alcohol también se ha relacionado con afectación de la salud bucal, pero su relación es menos evidente que la del tabaco. El «vaping»tampoco es la solución, como ya te explicamos en este artículo.

Pequeños consejos para mejorar tus hábitos y tu salud dental.

  • Cepilla correctamente tus dientes. Si lo haces con demasiada fuerza, o con un cepillo inadecuado como podría ser con cerdas duras, puedes llegar a sensibilizar tus encías o retraerlas. En tu Clínica Dental habitual, te pueden enseñar cómo hacerlo bien.
  • Los palillos dentales no sustituyen al hilo. Es uno de los hábitos más comunes y famosos. Para muchas personas, una vez que acaban de comer, lo utilizan para quitar los restos de comida que quedan entre sus dientes. Es completamente nocivo para tus encías, ya que puede acabar contrayéndose y crearte problemas periodontales. La forma correcta de eliminar de eliminar restos de comida es en primer lugar el cepillado, o bien el uso de hilo dental o cepillos interdentales.
  • No te muerdas las uñas. No sólo te puede llegar a crear daño en tus dientes, también problemas de infecciones graves debido a las bacterias. Además deformaciones dentales, separación de dientes, dientes montados. Cuando te muerdes las uñas fuerzas de forma continua e innecesaria tus dientes.
  • Morder otros objetos, como por ejemplo, un bolígrafo…. Igual que pasa con las uñas, puede llegar incluso a ser peor, ya que estos objetos los dejas encima de una mesa, bolso, etc.
  • No abras botellas con los dientes. Es una costumbre muy peligrosa para tus dientes, ya que puedes tener una rotura e incluso llegar a tener una lesión grave. Con una rotura total o parcial del diente puede llevarte a tener que colocar un implante dental.
  • Cuida tu alimentación. Evita aquellos alimentos que no le convienen a tus dientes. Los duros, como por ejemplo los quicos, comidas azucaradas, chucherías, con colorantes, bebidas como café, te, vino, refrescos de cola, etc. pueden provocarte daños en la mandíbula (los duros), en el esmalte o teñir los dientes (alimentos y bebidas con colorantes).
  • Fumar. De todos es sabido que no sólo perjudica a tu salud en general, sino también a tu boca. Puede afectar tus encías, provocar problemas periodentales graves, como por ejemplo cáncer de bucal.

[cws_button type=default size=large link=/pedir-cita/ ]Pede tu cita gratis aquí[/cws_button]

[featured_fa code=’comments’ size=’lg’ type=’icon_frame’ float=’none’ /] Para cualquier consulta no dudes en utilizar el chat de la página, nuestros dentistas te ayudarán