¿Sabías que las encías no pueden regenerarse por sí mismas? Es decir, si sufres la pérdida de estos tejidos, debes acudir a un profesional para que valore la causa de la recesión gingival y pueda planificar el tratamiento idóneo para recuperarlos. Las encías retraídas, un problema más frecuente de lo que en un principio podemos pensar, deben ser tratadas en todo caso para recuperar la estética de la sonrisa y evitar diversos problemas bucodentales.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Barcelona, te explicamos cuáles son las causas más comunes del retraimiento de las encías y qué tratamientos podemos realizar para solventarlo.

¿Cuáles son las causas de las encías retraídas?

Las enfermedades periodontales son la causa principal de las encías retraídas. En función del grado de afectación de los tejidos, podemos diferenciar entre la gingivitis y la periodontitis.

La primera de ellas supone la inflamación y el enrojecimiento de las encías como consecuencia de la acumulación de placa alrededor de los dientes por una mala higiene bucodental. Cuando la placa se endurece, formando lo que conocemos como sarro, tan solo puede ser eliminada por un profesional mediante una limpieza dental o profilaxis. La periodontitis, por su parte, conlleva la aparición de bolsas periodontales entre la encía y los dientes. Con el paso del tiempo, estas bolsas destruyen el hueso y el tejido conjuntivo que da soporte a las piezas dentales y, además, provocan el retraimiento de las encías.

En menos ocasiones, sin embargo, las encías retraídas también pueden ser una de las consecuencias de un cepillado dental agresivo, del bruxismo, de traumatismos y de tratamientos de ortodoncia mal realizados.

Tratamientos periodontales para solventar este problema

Para recuperar las encías perdidas, son necesarios la evaluación y el tratamiento por parte de un periodoncista. Es importante tener en cuenta, además, que, primeramente, se debe tratar la causa que ha provocado el problema. Para ello, en función del avance de la enfermedad periodontal, podemos realizar una limpieza dental en profundidad, un curetaje, un raspado y alisado radicular o una cirugía periodontal. Además, también conviene que el paciente cambie sus hábitos, dejando de lado el tabaco y optando por una higiene bucodental diaria exhaustiva.

Posteriormente, en los pacientes que conservan las papilas interdentarias, podemos realizar un tratamiento conocido como colgajo movilizado coronalmente, un estiramiento de las encías para cubrir las raíces de los dientes. En los casos en los que no es posible, llevamos a cabo un injerto de encía, tomando tejido del paladar y situándolo sobre las raíces dentarias que deben cubrirse.

De esta manera, conseguimos recuperar la estética de la sonrisa, pero, además, evitar problemas como la sensibilidad dental, la pérdida de dientes y el agravamiento de la periodontitis.

Si notas las encías enrojecidas e inflamadas, es importante que no dejes pasar el tiempo y visites a tu dentista. Si necesitas que realicemos una valoración de tu caso, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 93 272 48 30 (Barcelona) / 971 315 374 (Ibiza) o dejándonos tus datos en el formulario de nuestra página web.