Los arcos dentales

¿Que son los Arcos dentales en Ortodoncia?

Los Arcos dentales son uno de los componentes más importante de los aparatos dentales y más especialmente, de los aparatos dentales fijos o como tradicionalmente se les conoce, de los brackets

Como te explicábamos en este apartado sobre qué son los aparatos dentales fijos, los tres componentes más importantes de los brackets son:

Visita nuestras clínicas para explicarnos tu caso. En la primera visita te realizaremos un TAC dental y un estudio completo, totalmente gratuito. De este modo sabremos el alcance del problema, tus necesidades y podremos aconsejarte sobre los diferentes tipos ortodoncia según tu diagnóstico e edad, las ventajas de cada una y los precios de todo el tratamiento. Accede a este apartado para ver todos los tipos de ortodoncia que realizamos en el IMOI

No dudes de nuestra profesionalidad, te informaremos sobre las mejores alternativas según tu situación. Reserva hoy tu visita.[/quote]

Las bandas

Se trata de una anilla de acero inoxidable que rodea normalmente los primeros molares. Llevan soldados diferentes aditamentos como los tubos donde van los arcos, o los ganchos donde irán colocados los elásticos intermaxilares (las famosas gomas de quita y pon).

Las bandas se cementan con oxifostato de zinc u otros de similares características. Este cemento mantiene la banda en su sitio y evita la formación de placa sobre el diente previniendo la caries.

Arcos dentales

Todos los arcos de ortodoncia están hechos de aleaciones, que son la combinación de dos o más metales. Estas aleaciones han ido mejorando hasta llegar a las que se utilizan hoy en día:

Formas de los arcos de Ortodoncia

brackets-imoiAl principio de los tratamientos de Ortodoncia se utilizan arcos de sección circular. Lo que permiten nivelar todos los brackets/dientes a la misma altura y corregir las rotaciones. Se empieza desde los calibres más finos que producen fuerzas más ligeras y poco a poco se va incrementando el calibre según vamos llegando a la posición deseada y se van acostumbrando los tejidos del paciente.

Después se utilizan los arcos de sección rectangular. Una vez están los dientes alineados, vamos a controlar totalmente el movimiento tridimensional de la raíz del diente con estos arcos. De igual forma se va aumentando el calibre del arco hasta que cubra completamente el tamaño del slot del bracket. Esto ocurre en las últimas etapas y termina de dar la inclinación correcta a las coronas (y por lo tanto a las raíces).

Arcos seccionales

En algunas ocasiones, el ortodoncista colocará solamente pequeñas secciones de alambre en algunos dientes. Esto puede servir para corregir pequeñas malposiciones o cerrar algún espacio antes de empezar con el tratamiento completo, si prevemos que va a durar varios meses. Puede evitar la necesidad de llevar brackets en todos los dientes hasta que no sea necesario. En cualquier caso, sirven para facilitar un tratamiento posterior.

La idea es que el tratamiento sea cómodo y fácil de limpiar, con lo que siempre tratamos de limitar al mínimo la duración del tratamiento haciéndolo compatible con que el movimiento debe ser lo más fisiológico posible, es decir, despacio para que se forme hueso sin provocar reabsorciones en las raíces (que se producen por movimientos demasiado rápidos).

Ligaduras

Existen fundamentalmente dos formas de ligar el alambre al bracket. Uno son las ligaduras metálicas, que son alambres de acero inoxidable muy fino. Y otro son los elásticos de colores. Estos últimos son los que nos proporcionan menor control porque con el tiempo pierden la elasticidad, con lo que se usan cuando no necesitamos controlar al máximo el movimiento del diente. Veras que si necesitamos mover de forma precisa algún diente o cerrar algún espacio, sin duda utilizaremos ligaduras metálicas.

Anclaje

No podemos olvidar dentro del mundo de la Ortodoncia, la importancia del anclaje. ¿Qué es el anclaje? Es el grado de resistencia que ofrece el diente al movimiento dentario. Esto es que cuando ejercemos una fuerza sobre un diente, se forma una fuerza igual y opuesta de resistencia al movimiento. En Ortodoncia queremos colocar unos dientes en una posición ideal apoyándonos en otros, con lo que tendremos que reforzar el anclaje de diferentes formas para que no se produzcan movimientos indeseados. Por ejemplo: si queremos cerrar el espacio entre un molar y un premolar, y no queremos el molar venga hacia delante, tendremos que reforzar el anclaje mediante por ejemplo una barra transpalatina con un botón de Nance.

Otra forma de ganar anclaje es utilizando microimplantes. Son tornillos colocados en el hueso sobre los que podemos ejercer fuerzas sin miedo a que se muevan. Han supuesto una gran revolución puesto que evitan la utilización de aparatos más complejos e incómodos.