Barcelona 667657371 Ibiza 667657373 info@imoi.es

Implante de hueso dental

injerto-hueso-dental-imoiEl implante o injerto de hueso dental o injerto óseo es el tratamiento que utilizamos para aumentar el tamaño del maxilar superior o de la mandíbula y así poder colocar implantes dentales a pacientes con poco hueso o con hueso insuficiente.

Siempre recomendamos colocar el implante dental al mismo tiempo que se realiza la extracción dental o lo más cerca posible de esta en el tiempo. Después de una extracción dental, especialmente si ha habido una infección o una inflamación importante, se pierde altura y grosor del hueso maxilar, en algunos casos hasta el 40% según la edad del paciente. Es importante aprovechar cuando se tiene una buena base de hueso. Tener una altura, anchura y calidad ósea ideal acorta el tiempo de tratamiento, disminuye las molestias y mejora el porcentaje de éxito del tratamiento de implantes dentales.

Es habitual que los pacientes tengan miedo o ansiedad cuando se les comenta que necesitan un tratamiento de injerto de hueso para colocar el implante dental, tanto porque creen que no es un procedimiento sencillo como porque pueden tener dolor importante. La realidad es que se trata de un procedimiento que en la mayoría de casos solamente añade 10 minutos al tratamiento de implantes dentales y que origina unas molestias que se controlan sin problemas con medicación básica como paracetamol e ibuprofeno. Acceda a este apartado para informarse de como superar el miedo al dentista con las técnicas del IMOI.

¿De dónde se consigue el injerto de hueso?

El tipo de hueso que se vaya a implantar depende de la cantidad, del volumen concretamente, de hueso que necesitemos.

Si únicamente necesitamos regenerar el hueso que se ha perdido en uno a tres dientes habitualmente utilizamos hueso particulado (parecido a la arena de la playa) y una membrana. Este tipo de hueso lo obtenemos de donante o de origen bovino, de manera que no le generamos ningún tipo de molestia al paciente. La membrana se utiliza para envolver todo el implante de hueso y disminuir al máximo la reabsorción del injerto.

Cuando necesitamos una mayor cantidad de hueso para crear una nueva mandíbula o un nuevo maxilar superior podemos obtener el hueso que se va a implantar del mismo paciente o de un donante a través de un banco de hueso.

Los defectos de hueso de hasta 1 centímetro cúbico los tratamos con un injerto que habitualmente obtenemos de la mandíbula del paciente, aunque también se puede utilizar un injerto de hueso de donante humano o animal.

En algunos casos tratamos pacientes que hace muchos años que han perdido los dientes y utilizan prótesis removible o que han tenido un accidente y han perdido parte del maxilar o de la mandíbula obtenemos el hueso de la cresta ilíaca, una zona de la pelvis que queda por encima del bikini, donde apenas queda cicatriz.

Este procedimiento se realiza en un quirófano y requiere anestesia general y una noche de hospitalización. La recuperación es bastante rápida pero el paciente debe guardar dos semanas de reposo relativo.

En el IMOI preferimos utilizar el hueso del mismo paciente siempre que es posible para conseguir los mejores resultados posibles. En los casos en que necesitamos mucho volumen de hueso para el injerto o que el paciente no lo quiere preferimos el hueso de donante humano ya que nos ofrece seguridad total y resultados óptimos.

El injerto o implante de hueso puede ser de varios tipos pero los más frecuentes son:

  1. Injerto de hueso dental particulado o cirugía ósea guiada.
  2. Injerto de hueso en bloque.
  3. Elevación de seno maxilar.

¿Cómo se hace un implante de hueso dental?

El cirujano hace una incisión sobre la zona donde se ha a hacer el implante de hueso, levantando la encía y separándola.

A continuación se coloca el injerto o implante de hueso del tipo que se ha escogido, si se trata de un bloque de hueso se fija al maxilar con un tornillo o una placa para impedir que se mueva. Si se trata de hueso particulado se rellena los defectos de hueso. Toda esa zona se cubre con una membrana especial que garantiza que no se pierda el implante de hueso dental.

La encía se cose para impedir que se pierda el injerto de hueso al comer y que la saliva pueda infectar toda la zona donde se ha trabajado. Después de estas intervenciones es habitual que se inflame un poco la zona y haya algunas molestias. Aunque no es necesario guardar reposo absoluto ni seguir grandes cuidados si se limita el ejercicio físico durante las dos primeras semanas para limitar la inflamación de la zona intervenida.

¿Cuánto tiempo tarda el injerto o implante de hueso en poder utilizarse?

El tiempo de integración del injerto o implante de hueso dental depende de varios factores como el tipo de hueso que se utiliza, el tamaño del defecto que se trate o la edad del paciente. Con hueso del propio paciente o con el hueso de donante, los tipos de hueso que más utilizamos en el IMOI, la integración está casi completa a los tres meses y es completa a los cuatro meses.

Si se utiliza hueso artificial o hueso xenólogo (de vaca, cerdo, caballo, etc.) el tiempo puede ser algo mayor y llegar hasta los 6 meses.

¿Son siempre necesarios los injertos o implantes de hueso para colocar implantes dentales?

No, los injertos o implantes de hueso dentlal no son necesarios para todas las cirugías de implantes. De hecho la gran mayoría de veces colocamos los implantes dentales sin cortar la encía ni colocar injertos o implantes de hueso en intervenciones que durán menos de 10 minutos. Hay casos en los que si son imprescindibles para tener donde asentar el implante o por razones estéticas. Los casos más importantes son los siguientes:

  1. Mantener la altura ósea de la cresta alveolar después de extraer un diente.
  2. Rellenar defectos de hueso en la zona donde vamos a colocar el implante dental de titanio.
  3. En tratamientos de elevación de seno maxilar para conseguir altura ósea suficiente para colocar implantes dentales de titanio en zonas posteriores.

El injerto de hueso dental, al igual que la elección del tipo del tipo de implante y la corona dental, va muy relacionada con la realización de un buen diagnóstico previo y las necesidades de cada paciente.

Este es el motivo por el que a todos los pacientes les hacemos totalmente gratis en la primera visita, un diagnóstico completo y un TAC dental para poder saber el alcance del problema y aconsejarle con la mejor alternativa.  De este modo podrémos informarle de todo el tratamiento y el el precio cerrado del mismo. Reserva hoy tu visita.

¿Por qué es importante realizar injertos o implantes de hueso en tratamientos de implantes dentales?

Muchos dentistas que realizan tratamiento con implantes dentales no realizan injerto o implante óseo para abaratar el tratamiento y retener al paciente. Colocar un implante dental en una zona con un hueso insuficiente nunca sale bien y habitualmente el resultado es comprometido e implica la pérdida del implante dental.

Un implante dental en la zona posterior de la boca, con poco hueso o hueso comprometido, puede ser considerado un éxito aunque tenga una prótesis dental demasiado ancha o demasiado alta. En la zona anterior de la boca colocar un implante dental con poco hueso o con un hueso comprometido es siempre un fracaso. El resultado son prótesis que parecen dientes largos, grandes y mucho más grandes que los dientes vecinos. Además estos implantes dentales tienen una duración mucho menor y se pierden de manera prematura antes de los 5 años de colocación.

Pocas veces se puede solucionar estas situaciones sin la extracción del implante dental. La retirada del implante dental es un procedimiento muy traumático para el hueso, que conlleva la pérdida de mucho hueso y lo deja en una situación peor a la inicial.

Afortunadamente se puede evitar estas situaciones con una planificación y una técnica apropiada. La clave es encontrar un cirujano especialista en implantes dentales, con la especialización adecuada y experiencia en tratamientos complejos.

En el IMOI de Barcelona y de Ibiza va a ser atendido desde el primer momento por profesionales, médicos, dentistas y cirujanos en implantología y estética dental. Acceda a este apartado para ver el cuadro porfesinal de nuestras clínicas

Los factores de crecimiento, como el plasma rico en plaquetas (PRP) o las proteínas morfogénicas óseas son dos ejemplos de materiales comúnmente utilizados para mejorar la curación del hueso. A pesar de que hay muchos dentistas que los utilizan no está demostrada su utilidad aumenta significativo el coste del tratamiento.

¿Existe el rechazo en el injerto o implante de hueso dental?

No, definitivamente no existe el rechazo en el injerto o implante de hueso. Se trata de un tratamiento en que la mayoría de veces se utiliza el hueso del mismo paciente, por tanto no hay ningún material más compatible con uno que el suyo propio. En el caso en que se utiliza hueso de donante o de otros orígenes no puede existir rechazo ya que no se utiliza células o células de un donante para implantaras a otro, únicamente se utiliza estructura mineral que es la que el cuerpo usa para crear hueso nuevo.

¿Cuando se utiliza el injerto de hueso dental particulado o cirugía ósea guiada?

El injerto de hueso particulado para implante dental esta indicado para mantener la cresta ósea del maxilar después de extraer un diente y para rellenar defectos óseos. Después de la extracción dental, si no colocamos ningún material de injerto o implante de hueso y esperamos que la zona cure de manera natural, el tamaño del hueso disminuye la altura y anchura ósea debido a la remodelación de hueso alveolar.

Mediante la colocación del injerto de hueso podemos impedir la reabsorción y estabilizar el hueso alveolar alrededor del diente extraído, conservando la misma altura de hueso que había antes de la extracción dental.
En el maxilar superior es muy importante planificar correctamente los implantes dentales. En algunos pacientes es imprescindible hacer un injerto o implante de hueso para que no se pierda el implante o no quede un diente con un aspecto antiestético.

¿Cuándo realizamos en el IMOI un injerto de hueso en bloque?

Muchos pacientes tienen una gran pérdida de hueso en los maxilares que no puede solucionarse únicamente con el injerto o implante de hueso en polvo. En estos casos es imprescindible recuperar el grosor y la altura, tanto del maxilar superior como de la mandíbula para poder colocar los implantes dentales y los dientes, devolviendo así al paciente la forma que tenían sus labios y su cara.

Utilizamos pequeñas láminas de hueso que se conoce como bloques. Podemos obtenerlos del mismo paciente, de un donante humano o de un animal. En el IMOI preferimos el hueso del mismo paciente ya que es el que nos ofrece las mayores posibilidades de éxito. En caso de que no es posible utilizamos hueso de donante humano de un Banco de Tejidos. El hueso se fija al hueso maxilar con dos pequeños tornillos y se recubre con una membrana especial que impide que el hueso que acabamos de injertar se reabsorba demasiado rápido.
La intervención nunca tiene una duración superior a los 60 minutos y es recomendable hacerla bajo sedación consciente. Después de este tratamiento puede haber molestias ligeras como hinchazón de la zona o algún pequeño hematoma pero en ningún caso dolor.

¿Cuándo se utiliza la elevación de seno maxilar?

Muchos pacientes hace años que han perdido los molares del maxilar superior y al pedir un tratamiento de implantes dentales su dentista les comenta que no tienen hueso suficiente y que no puede tratarlos con implantes.

La mayoría de veces se debe a que el seno maxilar, una cavidad aérea del cráneo, ha crecido y no queda altura de cresta ósea maxilar suficiente. En estos pacientes hacemos una pequeña intervención llamada elevación de seno maxilar. Esta intervención tiene una duración de algo más de 20 minutos y en ella hacemos una pequeña ventana en el hueso maxilar de menos de 1 cm. A través de esa ventana rellenamos el seno maxilar con injerto o implante de hueso y en la gran mayoría de ocasiones colocamos los implantes dentales al mismo tiempo.

De esta manera todo el tratamiento que necesita cirugía queda realizado en una sola vez. En el IMOI recomendamos realizar este tratamiento bajo sedación consciente ya que el paciente se encuentra completamente relajado y además mejora las condiciones en las que se hace la intervención.

Después de este tratamiento recomendamos estar un día en reposo para evitar que se inflame y recomendamos no volar durante dos semanas para evitar que la menor presión atmosférica a gran altura permita que el injerto o implante de hueso se disemine por todo el seno maxilar.

En todas las primeras visitas de nuestros pacientes les realizamos gratuitamente un TAC dental y un revisión completa. En este apartado verás todos los servicios gratuitos de tu primera visita al IMOI.

Si tienes alguna duda utiliza el email de la página para preguntar a nuestros expertos.

Llama y reserva gratis tu visita

Barcelona 667 657 371

Eivissa 667 657 373

Si lo prefieres, te llamamos nosotros

3 + 15 =

promoción blanqueamiento dental

Reserva tu visita Gratuita ahora

Para que los expertos del IMOI te realicen un estudio dental completo y un TAC de forma gratuita
Implantes dentales: ¿Por qué me duelen?

Implantes dentales: ¿Por qué me duelen?

Barcelona 667 657 371Eivissa 667 657 373Barcelona 667 657 371Eivissa 667 657 373 Una de las grandes preocupaciones y preguntas a la hora de decidirse o no a realizarse uno o varios implantes dentales es “¿Los implantes dentales duelen?” Nuestros expertos de la clínica...

leer más
Implantes dentales: Conoce sus 6 beneficios

Implantes dentales: Conoce sus 6 beneficios

Los implantes dentales son cada vez más uno de los tratamientos más solicitados en las clínicas dentales ya que muchas personas con deterioro o pérdida de piezas dentales ven en los implantes dentales una solución efectiva y accesible frente a otros tratamientos....

leer más
Osteointegración: 5 claves para su éxito

Osteointegración: 5 claves para su éxito

Los implantes dentales son cada vez más, la opción más escogida entre aquellas personas que desean realizar una mejora en su sonrisa y su calidad de vida, tras la pérdida o sustitución de una pieza dental. Para su correcta colocación y mantenimiento, es imprescindible...

leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies