Los implantes dentales son una de las técnicas más seguras y avanzadas para sustituir la pérdida de dientes o muelas. El desarrollo constante de nuevos materiales y tecnologías ha conseguido situar a esta disciplina en lo más alto de los tratamientos de reemplazo de piezas.

Los riesgos o efectos secundarios asociados a los implantes son mínimos. Sin embargo, como ocurre con todo tipo de intervención, en ocasiones pueden surgir reacciones adversas. En esta ocasión vamos a hablar de la periimplantitis: qué es, cómo se produce y qué podemos hacer si se presenta.

Nuestro expertos en implantes dentales en Barcelona te explican en este artículo todo lo que necesitas saber de la periimplantitis.

 

¿Qué es la periimplantitis?

La periimplantitis es un proceso inflamatorio que puede surgir tras la colocación de implantes dentales. Esta inflamación afecta a los tejidos que rodean el implante dental y, si no se trata, puede terminar por destruir parte del nuevo tejido óseo que se ha generado para integrar la prótesis.

La destrucción del hueso circundante al implante puede ocasionar su pérdida, además de supuración y dolor.

Causas de la periimplantitis

Existen diferentes factores asociados al rechazo de un implante dental. Si el paciente es apto para la colocación de estos, los riesgos de que ocurra son mínimos. Sin embargo, podemos observar algunas de las causas más comunes que ocasionan la periimplantitis:

Síntomas de la periimplantitis

Los primeros síntomas que nota una persona que padece periimplantitis suelen ser el enrojecimiento y la inflamación alrededor de la zona en la que se ha colocado el implante.

No debe confundirse esta patología con la mucositis, ya que esta afecta tan solo a los tejidos blandos. Sin embargo, si no se actúa sobre ella, puede derivar en una periimplantitis que ponga en peligro la integridad del implante.

Dependiendo del grado en el que se encuentre el proceso, podemos experimentar los siguientes síntomas:

Si notamos cualquier anomalía tras la colocación de uno o más implantes, debemos consultar rápidamente a nuestro dentista. Tras observar los síntomas, nos hará una radiografía para comprobar el estado del tornillo y si se ha producido algún tipo de pérdida ósea. Cuanto antes actuemos, más posibilidades tendremos de salvar el implante.

Tratamiento de la periimplantitis

Hasta hace relativamente poco tiempo, solo podía curarse tras retirar el implante. Esto ocasionaba la molestia de perder de nuevo la pieza dental y era poco probable poder colocarlo de nuevo, teniendo que recurrir a otro tipo de prótesis.

Sin embargo, los avances de la investigación en implantología ofrecen, hoy, otro tipo de alternativas para conseguir sanar la periimplantitis sin tener, necesariamente, que retirar el implante.

Como decíamos, para conseguir salvar el nuevo diente, una pronta actuación es fundamental.

Mediante estos procedimientos se puede llegar a frenar la enfermedad. Si esta no estaba demasiado avanzada, no será necesario retirar el implante, pero es algo que deberá valorar nuestro implantólogo.

Por este y por otros motivos, es tan importante realizarse un correcto mantenimiento de los implantes dentales. Debemos seguir las pautas de nuestro odontólogo y acudir a las revisiones establecidas. Además, en caso de observar cualquier irregularidad, también debemos comunicarlo de inmediato.

Si tienes alguna molestia o alguna duda acerca de tus implantes, no dudes en llamarnos. Nuestro equipo de implantología está a tu servicio en nuestra clínica dental en Barcelona y la clínica dental en Ibiza. Ante la primera molestia, contáctanos.