Los implantes de carga inmediata son uno de los grandes avances en el mundo de la implantes dentales. Como su propio nombre indica, se trata de implantes que pueden ser colocados de manera completa el mismo día de la intervención. Es decir, a las pocas horas de haber implantado el cilindro de titanio en el hueso maxilofacial, es posible colocar la corona y que el paciente regrese a casa luciendo una dentadura normal.

Están recomendados, sobre todo, por motivos estéticos. Por lo que, si no quieres o no puedes permitirte que se te note la pérdida de un diente, este tipo de implantes pueden ser tu mejor opción.

En este artículo nuestro equipo médico especialistas en implantes de carga inmediata de nuestra clínica dental en Barcelona y la clínica dental en Ibiza, te van explicar:

Ventajas de los implantes de carga inmediata

Una de las grandes ventajas de los implantes en un día es que el paciente no tiene que esperar para poder exhibir una dentadura estéticamente perfecta, además de funcional. La pérdida de un diente suele ocasionar complejos y falta de seguridad y autoestima. Por eso, poder salir de la clínica sin que se aprecie el espacio dejado por la pieza perdida es tan importante.

Pero el tema estético no es la única ventaja, otros beneficios de elegir esta técnica son los siguientes:

¿Están indicados para todo el mundo los implantes de carga inmediata?

De forma general, están indicados para todo el mundo. Sin embargo, hay casos especiales en los que no se recomiendan. Por ello, es necesario consultar primero con un dentista especializado en implantología antes de decidirse por esta técnica.

Veamos en qué casos no se recomienda colocar este tipo de implantes:

En primer lugar, es necesario realizar un TAC para que el odontólogo pueda observar detalladamente el estado del hueso y el espacio exacto donde se deberá colocar el implante.

¿Cómo se colocan los implantes de carga inmediata?

Se trata de una intervención relativamente sencilla en la que, tras implantar el tornillo en el hueso, se coloca una corona provisional que funcionará de la misma manera que un diente normal.

El procedimiento se lleva a cabo con anestesia local o con sedación consciente, dependiendo del paciente y de las recomendaciones del cirujano. Al terminar, y una vez recuperada la sensibilidad en la boca, la persona puede realizar una vida totalmente normal.

Además, es posible implantar más de una pieza a la vez. Por lo que, si por un trauma, se pierden varios dientes de golpe, puede recurrirse a esta técnica para recuperar la dentadura de forma inmediata.

Pasadas unas semanas, después de la operación, se deberá revisar si la osteointegración se ha realizado correctamente. Una vez el hueso haya aceptado el implante como un elemento propio, se procederá a colocar la corona definitiva y el paciente podrá disfrutar de su diente para el resto de su vida.

Si estas pensando en realizarte el tratamiento de implantes de carga inmediata en Barcelona o Ibiza y quieres información personalizada para tu caso, nuestro equipo de profesionales especializado en implantología está a tu disposición. Contáctanos sin compromiso.